Cómo limpiar la lengua correctamente y por qué es tan importante

11 Jul 2023
lengua como limpiarla

Limpiar la lengua es clave para completar la higiene oral. Una lengua sucia contiene bacterias capaces de provocar caries y gingivitis, además de mal aliento. ¡No olvides limpiar tu lengua con cada cepillado! Te decimos cómo hacerlo correctamente.

Llevar una buena higiene dental es fundamental, no solo para tener un aliento fresco y una dentadura estéticamente agradable, sino, sobre todo, por salud.

El cepillado y el hilo dental debe formar parte de la limpieza diaria de los dientes, complementado con el uso de un enjuague bucal (preferiblemente, sin alcohol), con relativa frecuencia, si bien este último no es imprescindible, si la higiene oral con cepillo y pasta dental es correcta y diaria.

Sin embargo, en muchas ocasiones, durante la higiene dental, solemos olvidar limpiar una zona clave: la lengua. Nuestra lengua se encuentra en la cavidad oral, obviamente, y pude alojar multitud de bacterias, al igual que los dientes, ya que presenta una superficie rugosa y llena de surcos, cosa que favorece la acumulación de desechos sobre la superficie lingual. Su falta de higiene puede afectar a toda la boca, dientes incluidos, con el consiguiente riesgo de caries y gingivitis.

Además, una lengua sucia causa mal aliento y puede indicarnos la presencia de trastornos digestivos, o incluso hepáticos. La tradición de enseñar la lengua al doctor no es banal, sino que esta parte de nuestro cuerpo puede ofrecer mucha información acerca de nuestro estado físico. ¡Sepamos muchas más cosas sobre la importancia de mantener limpia nuestra lengua y las formas más eficaces de lograrlo!

(Te interesa: Cómo combatir el sarro de los dientes y la placa bacteriana)

lengua raspador mujer

¿Por qué hay que limpiar la lengua?

Porque la lengua está en la cavidad oral y es tan importante limpiarla como lo es para los dientes y las encías, si lo que queremos es una higiene oral completa.

Si queremos librarnos de la placa bacteriana, que da lugar al sarro en los dientes cuando se endurece, y evitar el riesgo de caries en la dentadura, o bien de gingivitis en las encías, es muy importante limpiarse la lengua de forma correcta cada vez que procedemos a lavarnos los dientes, al menos, una vez al día, preferiblemente por la mañana. ¿Qué pasa si no nos limpiamos bien la lengua?

  • Durante la noche, mientras dormimos, las bacterias depositadas en una lengua sucia tienen vía libre para atacar a nuestros dientes y nuestras encías, perfectamente limpios tras el cepillado, pero con un "enemigo en casa": el descuido de la higiene de la lengua, que no se realiza únicamente enjuagándonos con agua tras el cepillado de los dientes, sino de forma mecánica y específica, como veremos más adelante.
  • La capa blanca o, en ocasiones, marrón, depositada sobre la superficie de la lengua se llama saburra, o "lengua blanca", y es una mezcla de restos de comida acumulados y células muertas, básicamente. Si no se limpia, esta saburra puede provocar halitosis, entre otros inconvenientes. 
  • La saburra se debe principalmente a la higiene deficiente de la lengua, pero existen otras causas para la "lengua sucia": por ejemplo, problemas digestivos, un trastorno gastrointestinal en curso, deshidratación y boca seca, consumo de alcohol y tabaco, la toma de algunos medicamentos (como antibióticos) o el hecho de tener hongos en la boca (candidiasis).
  • Los malos hábitos de alimentación, sin un consumo diario de frutas y verduras y, en cambio, un consumo habitual de azúcares y grasas de origen animal o saturadas, también pueden provocar la acumulación de suciedad en la lengua, y contribuyen a aumentar el mal aliento y la proliferación de bacterias en la boca.
  • A propósito de alimentación, ¿sabías que una lengua sucia no solo es perjudicial para la salud dental, sino que también puede alterar el sabor de los alimentos que ingieres? Ya sabes, si quieres degustar tus comidas en plenitud de facultades y que tus papilas gustativas desplieguen todo su potencial, ¡una buena higiene de tu lengua es clave!

(Te interesa: 10 alimentos saludables para prepararte para el verano y estar sano)

lengua raspador hombre

¿Cómo mantener la lengua limpia y rosada? Remedios caseros para limpiar la lengua de forma correcta

Ahora que sabes de la importancia de limpiar tu lengua para mejorar tu higiene oral, evitar la halitosis y proteger la integridad de tus dientes y encías, te hace falta saber cómo debes actuar para limpiar tu lengua correctamente

  • Saca la lengua delante de un espejo y obsérvala bien. ¿Se ve limpia y de un sano color rosado, o presenta un aspecto mate, amarillento o blanquecino, como cubierta de una capa pastosa? Si tu caso es el primero, ¡enhorabuena!, pero si eres de los segundos, plantéate mejorar tus hábitos de higiene bucal.
  • Realízate un buen cepillado de los dientes y las encías, con un cepillo dental de dureza intermedia o suave (que deberás cambiar con frecuencia), y con una pasta dental de calidad.
  • Tras emplearte a fondo con los dientes, las muelas (por todos los lados) y las encías (suavemente, con movimientos de arriba a abajo y abajo a arriba, desde la línea de la encía hasta el final del diente), es el turno de cepillar la lengua. La mayoría de cepillos de dientes cuentan con un cabezal en el reverso, provisto de una superficie de goma rugosa, ideal para pasar por la lengua. Limpia desde atrás hacia delante, varias veces, hasta ver desaparecer la capa blanquecina. No te olvides de los laterales de la lengua y limpia bien el cepillo al terminar.
  • Enjuágate bien y pásate el hilo dental por los espacios interdentales. Vuélvete a enjuagar con agua y observa tu lengua en el espejo de nuevo: ¡parece otra!
  • También puedes usar un raspador dental o un cepillito específico para la lengua. Ahora hablamos de ellos.

(Te interesa: 10 cosas que te hacen menos atractivo)

Limpiadores, cepillos y raspadores de lengua: ¿cuál es más eficaz?

Además del clásico cepillo de dientes provisto de raspador lingual, hay artículos específicos para la limpieza lingual. Su elección dependerá de tus gustos y, de ser posible, de la recomendación de tu odontólogo.

Raspador lingual

El raspador lingual es un aparato que se puede adquirir en farmacias, en supermercados y en tiendas departamentales. Se trata de un objeto metálico o de plástico en forma de U, que se sujeta con los dedos por cada extremo de la "U" y se pasa por la lengua desde atrás hacia delante, varia veces, tanto por la superficie como por los cantos. 

Es capaz de eliminar las bacterias atrapadas en las papilas gustativas. No olvides enjuagarlo bien con agua después de cada uso y dejar que se seque al aire, sin guardarlo mojado en cajones o recipientes cerrados, para evitar que proliferen agentes patógenos.

Cepillo para lengua

Los cepillos linguales están hechos con varias cerdas que actúan como una escoba, arrastrando las bacterias y la suciedad a su paso. El cepillo para lengua realiza una limpieza profunda, pero también puede provocar ganas de vomitar en algunas personas, por lo que su elección es muy personal.

Cuchara

A falta de raspador o cepillo lingual, un método más "casero" para limpiar la superficie de la lengua consiste en utilizar una cuchara, por la parte cóncava, para arrastrar la suciedad de la lengua, como si se tratara de un raspador, es decir, desde la parte de atrás de la lengua hacia la punta. Quizás, no es la forma más ortodoxa ni práctica, pero puede cumplir la función.

.........

REDACTORA DE MI BEBÉ Y YO. Especializada en embarazo, maternidad y paternidad, bebés y niños, y coordinadora de nuestra Agenda del Embarazo.

Te puede interesar…

Y tú ¿Qué opinas?
Escoge un avatar
avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar avatar
Enviar Comentario

Comentarios (0)