Segundo trimestre de embarazo

¿Has llegado al segundo trimestre de tu embarazo? En esta sección, encontrarás toda la información relacionada con las pruebas, los análisis y los exámenes que te corresponden en el segundo trimestre de embarazo.

También te explicamos cómo cambia tu organismo y tu cuerpo, cómo se desarrolla el feto en tu útero y qué necesidades relacionadas con la salud y la alimentación debes cubrir en este período.

(Te interesa: ¿Cómo cambia la panza de la embarazada?)

Cuáles son los exámenes del segundo trimestre de embarazo

Durante el segundo trimestre de embarazo, te realizarán una serie de exámenes y controles específicos, que ofrecen una importante información de cara al buen desarrollo del embarazo. Entre ellos, destacan los siguientes:

La ecografía morfológica de la semana 20

La ecografía del segundo trimestre también es conocida como ecografía morfológica o ecografía de la semana 20.

Con esta ecografía se estudia, de forma pormenorizada, la anatomía fetal. Las partes del cuerpo del bebé que se miran minuciosamente son:

  • La cabeza: sistema nervioso central y estructura cerebral.
  • Tórax: pulmones, corazón y vasos sanguíneos.
  • Abdomen: estómago, hígado, riñones, vejiga, etc. y la correcta inserción del cordón umbilical.
  • Columna.
  • Cara: nariz, ojos, labios y perfil fetal.
  • Extremidades: huesos largos, dedos y orientación de los pies.
  • Genitales: se determina el sexo del feto y si existen anomalías.

Con la ecografía de la semana 20 también se comprueba el correcto funcionamiento de la placenta y el cordón umbilical, y se hace una Doppler.

  • Cordón umbilical: se comprueban sus vasos sanguíneos y su correcta inserción en la placenta.
  • Placenta: se evalúa dónde está colocada.
  • Doppler: se analiza la circulación fetal y uterina.

Qué es y cuándo se hace un cribado de la diabetes gestacional

Durante este segundo trimestre de embarazo, entre las semanas 24 y 28 de embarazo, se realiza la analítica del segundo trimestre y el cribado de diabetes gestacional.

El Test de O’Sullivan es la prueba más extendida para realizar este cribado. Un resultado alterado de esta prueba no significa que tengas diabetes gestacional, sino que tienes más riesgo de sufrirla. Será el test de sobrecarga oral de glucosa de 100 gramos o TSOG el que nos confirme o no este diagnóstico.

Qué es y para qué sirve la amniocentesis

La amniocentesis es una prueba invasiva, que se realiza por vía abdominal, para obtener líquido amniótico. Esta prueba se realiza a partir de las 15 semanas de embarazo y está indicada en caso de riesgo elevado de alteración cromosómica, que se ha diagnosticado previamente por ecografía.

La amniocentesis consiste en la introducción de una aguja a través de abdomen, que atraviesa el útero hasta llegar al interior de la bolsa amniótica, de donde se extrae una muestra de líquido amniótico para su posterior análisis cromosómico.

La amniocentesis no está exenta de riesgos. Por ejemplo, en un 0.1% existe la posibilidad de que se produzca un aborto o en el 0.3%, la ruptura de la bolsa. Por ello, su práctica se valora de manera individualizada.

Cómo se diagnostica la toxoplasmosis en el embarazo

En la analítica del segundo trimestre de embarazo, uno de los parámetros que se estudia es si la futura mamá ha sufrido o no una toxoplasmosis, una infección alimentaria que, si se contrae durante el embarazo, puede tener graves consecuencias para el feto.

En el caso de que la embarazada no haya sufrido anteriormente toxoplasmosis y el resultado sea negativo, tendrá que seguir una serie de recomendaciones para evitar contagiarse con estos parásitos.

  • Consumir alimentos que estén bien cocidos a altas temperaturas.
  • Lavar muy bien frutas y verduras, y seguir una rigurosa higiene de las manos antes y después de manipular alimentos.
  • Si tienes gatos en casa, alguien debe manipular sus deposiciones y la arena por ti.
  • Utilizar guantes para tareas de jardinería.

Cómo se detecta la listeria en el embarazo

La listeria es otra infección que, si se contrae en el embarazo, puede tener graves repercusiones fetales. Puesto que la listeria es un microorganismo resistente al calor y al frío, solo puede destruirse a temperaturas superiores a los 50 grados. Por ello, se recomienda:

  • Consumir leche pasteurizada y quesos elaborados con leche pasteurizada.
  • Los patés y ahumados, enlatados o esterilizados.
  • El pescado y el marisco se deben cocinar a más de 50 grados.
  • Hay que lavar cuidadosamente las frutas, vegetales y hortalizas que se consuman crudos.

Cómo se diagnostica la anemia en el embarazo

Es muy probable que, a partir de este segundo trimestre de embarazo, tengas anemia por falta de hierro. Podrías sentirte más cansada y débil de lo habitual, y percibir tu frecuencia cardiaca más rápida de lo normal. Por ello, en este segundo trimestre de embarazo, en la analítica que se te realice, examinarán detenidamente este parámetro.

Para prevenir la anemia en el embarazo por déficit de hierro, es importante que sigas una dieta equilibrada y que incluyas alimentos ricos en hierro en tu alimentación.

(Te interesa: El top 10 de los alimentos ricos en hierro)

Síntomas del segundo trimestre de embarazo

Seguramente, ya han quedado atrás las náuseas y otras molestias y síntomas de embarazo del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, en este segundo trimestre, sobre todo debido al aumento del abdomen, es probable que te tengas que enfrentar con algunos más.

Dolor de lumbago durante el embarazo

Conforme crece la panza de la futura mamá, es probable que el centro de gravedad de la embarazada cambie y que, para mantener el equilibrio, debamos adoptar una postura forzada que pueda dar lugar a dolor en la zona lumbar.

Sin embargo, existen una serie de medidas para el alivio de estas molestias:

  • Mantener una buena postura con la espalda erguida, el pecho elevado hacia delante y procurar tener los hombros hacia atrás y relajados.
  • Usar un calzado adecuado, evitando los que tengan tacón.
  • Realizar una actividad física regular para fortalecer la espalda.
  • Realizar masajes en la zona afectada.

Cambios en el flujo vaginal en el embarazo

En este segundo trimestre de embarazo, notarás un aumento de flujo vaginal, que además pasará a tener un color más amarillento, y no tan blanco, y una consistencia más espesa.

En primer lugar, si esto sucede, hay que descartar que se trate de una candidiasis (hongos). Debido al aumento de los estrógenos, este trastorno es muy común en el embarazo, sobre todo, en el segundo trimestre de embarazo.

El síntoma principal de la candidiasis en el embarazo es la comezón genital interna, externa o ambas.

¡Si quieres saber más sobre el flujo en el embarazo, no te pierdas este artículo: Tipos de flujo vaginal en el embarazo!

Reflujo gastrointestinal, acidez y ardor de estómago en el embarazo

Este trastorno es muy común en el embarazo, hasta el punto de que más de la mitad de las embarazadas lo sufre en algún momento.

Esto ocurre porque el contenido del estómago y los ácidos digestivos vuelven a subir hacia el esófago, debido a que el cardias, un esfínter que conecta la boca con el estómago, no “cierra bien”. Esto produce esa sensación tan molesta de “quemazón” y ardor. Cuando esto sucede con mucha frecuencia, hablamos de reflujo gastroesofágico.

En el embarazo, el cardias no funciona como debería debido al aumento de la progesterona, una hormona que se encarga de relajar la musculatura lisa del organismo, haciendo que la digestión sea más lenta y que el cardias cierre con menos fuerza.

Más adelante, conforme el abdomen crece, el ardor suele empeorar, porque el bebé ocupa mucho espacio en la cavidad abdominal y “empuja” el estómago hacia arriba, haciendo las digestiones más pesadas.

Para aliviar el reflujo gastrointestinal o ardor en el embarazo, intenta:

  • Comer menos cantidades de alimentos.
  • Evitar los platos grasos, muy condimentados y picantes.
  • No beber alcohol ni fumar,.
  • Evitar posturas horizontales durante dos horas tras la ingesta.

Estreñimiento en el embarazo

Como ya hemos dicho, debido a los cambios hormonales, la digestión se hace más lenta y esto puede provocar estreñimiento.

Seguramente, te preguntarás: “¿Qué puedo tomar si estoy embarazada y estoy estreñida?”. Para paliar el estreñimiento en el embarazo, hay que aumentar el consumo de fibra y la hidratación, mediante el consumo de agua diario. También puedes optar por remedios naturales como las semillas de chía.

Asimismo, es muy importante mantener una vida activa y evitar el sedentarismo.

Mala circulación en el embarazo

Durante este segundo trimestre de embarazo, sobre todo a partir de la semana 20, es probable que la retención de líquidos sea mayor. Si a esto se le añade la acción relajante que las hormonas del embarazo ejercen sobre las paredes de las venas y la congestión que el peso del útero ejerce sobre las piernas, es normal que se produzcan dificultades en el retorno venoso y en la circulación sanguínea.

Para mejorar este trastorno, se recomienda:

  • Estirar las piernas mientras estás sentadas y hacer pequeños movimientos circulares con los pies.
  • Caminar una media hora al día a paso ligero.
  • Ponerse un cojín debajo de los pies cuando te acuestes para dormir.

Calambres en el embarazo

Sobre todo en el segundo trimestre de embarazo y en el tercer trimestre, los huesos y los músculos empiezan a notar el peso extra de la futura mamá. Una consecuencia de ello es la aparición de calambres en las piernas. Este trastorno aún se acentúa más si tienes una falta de calcio, potasio o un exceso de fósforo.

Para evitar los calambres en las piernas en el embarazo, se recomiendan:

  • Los estiramientos pasivos.
  • Los masajes en las piernas.
  • También se aconseja aumentar la cantidad de potasio en la dieta con alimentos como plátanos o pasas.

Contracciones de Braxton Hicks

A partir de la segunda mitad del embarazo o un poquito más adelante, es probable que empieces a notar las contracciones de Braxton Hicks. Son episodios de tensión en el útero de manera esporádica, indolora, que no duran más de 30 segundos.

El objetivo de estas contracciones es el de entrenar el útero durante el embarazo antes de que llegue el parto. Y no hay que confundirlas con las contracciones de parto, propiamente dichas, que sí que son regulares, más duraderas y dolorosas.

Para aliviar las contracciones de Braxton Hicks, debes descansar y recostarte, si has estado mucho tiempo de pie, procura tomar líquidos para hidratarte correctamente y practica técnicas de relajación.

Si quieres saber más sobre este tipo de contracciones, haz clic en este artículo: Todo sobre las contracciones Braxton Hicks.

Cómo escoger el nombre del bebé

Si ya te has hecho la ecografía de las 20 semanas en este segundo trimestre de embarazo, probablemente, ya conocerás el sexo de tu bebé…¡Y ya puedes empezar a pensar en qué nombre le pondrás!

En nuestra Sección de Nombres, encontrarás cientos de nombres para niños y niñas con su significado. ¡Haz clic aquí e inspírate con nuestros nombres! Nombres de niños y niñas: origen y significado.

Sexo en el segundo trimestre de embarazo

En este segundo trimestre de embarazo, puede que tu libido sufra algunos altibajos. Sin embargo, si a ti y a tu pareja les apetece mantener relaciones sexuales, deberán buscar las posturas que les resulten más cómodas, sin miedo a dañar al bebé, que está protegido por la bolsa de líquido amniótico, el cérvix y el tapón mucoso.

Recuerda que las relaciones sexuales durante el embarazo mejoran el ánimo de la embarazada, fortalecen el vínculo afectivo de la pareja y los orgasmos son más intensos.

(Te interesa: Las mejores posturas sexuales en el embarazo)

Segundo trimestre de embarazo: primeros movimientos del bebé

¡Cuánto tiempo deseándolo! En este segundo trimestre, ya notarás cómo se mueve tu bebé. Es probable que a las 16 semanas comiences a notar levemente los movimientos de tu bebé, como una especie de burbujeo. Sin embargo, si es tu primera gestación, lo más probable es que no los empieces a notar hasta las 18-20 semanas de gestación.

Estos pequeños golpes, pataditas y estiramientos son una señal de la vitalidad del bebé, pero también son una forma de que tu pequeño se ponga en contacto contigo.

En este artículo, respondemos a tus dudas sobre los movimientos del feto en el útero. ¡Te encantará esta información: Movimientos del bebé en la pancita!