Bebés de 3-6 meses

¿Tu bebé ya cumplió los tres meses? El tiempo pasa volando y tu hijo crece más rápido de lo que parece. Por eso, es importante que estés bien informada sobre su desarrollo desde los tres meses y hasta que cumpla medio año. Es una etapa en la que sus progresos se hacen notar, tanto a nivel físico como psicomotor.

Durante este tiempo, la higiene de tu hijo habrá cambiado, ya que empezará a disfrutar más de los juegos en el agua y disfrutará de experiencias sensoriales como los masajes después del baño. Aprovecha para practicarlos a diario para su bienestar. Su sueño y su alimentación también cambiarán durante este período.

Con relación a los alimentos, puede que te encuentres con que el bebé regurgita leche y con que ya no tengas tanta cantidad como antes y debas recurrir a la leche de fórmula. Hacia los seis meses, será el momento adecuado para iniciar la alimentación complementaria o introducción de los nuevos alimentos distintos a la leche.

Regurgitación o reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es un trastorno frecuente en estos meses del pequeño. Consiste en que el lactante regurgita a menudo la leche entre toma y toma, y se debe al mal funcionamiento del cardias. El cardias es la válvula encargada de impedir que el contenido del estómago vuelva a subir al esófago.

Esto hace que la leche, agriada por los jugos gástricos del estómago, pase del esófago a la boca en cantidad mucho mayor de lo que sería habitual en un recién nacido.

El reflujo suele tener lugar cuatro o cinco horas después de la toma, suele confundirse con los cólicos, porque el bebé llora y se agita, aunque en el caso del reflujo las crisis dolorosas se presentan a cualquier hora del día y pueden continuar después del tercer mes, y no depende del tipo de leche ingerida.

Si quieres saber más, no te pierdas este artículo. Te explicamos en qué consiste exactamente el reflujo, cómo diferenciarlo de los cólicos del lactante, las complicaciones a las que puede dar lugar, qué es la esofagitis y falta de sueño por reflejo, cómo prevenir este trastorno y un cuestionario para saber si tu bebé tiene reflujo.

Baby-led Weaning

El Baby-led Weaning es un método de alimentación complementaria que está ganando más adeptos día a día. Con el Baby-led Weaning, se pasa de un enfoque más tradicional de alimentación complementaria a base de triturados a uno en el que se ofrece a los bebés, desde el inicio de esta etapa, alimentos sólidos (adaptando texturas, cortes y tamaños).

El Baby-led Weaning se inicia alrededor de los seis meses de edad y es muy importante reconocer si el bebé está preparado para ello.

En este artículo, te explicamos todo esto y mucho más: qué tipo de alimentos puede comer el bebé y de qué manera se le debe ofrecer, qué precauciones se deben tomar para evitar atragantamientos y garantizar la seguridad del bebé, cuáles son los alimentos que se deben evitar, qué beneficios aporta el Baby-led Weaning para la salud y el desarrollo del bebé y muchos otros datos más, de la mano de las mejores expertas.