Bebés de 1-3 meses

Ya han pasado las primeras semanas, los primeros tres meses, desde la llegada de tu bebé a casa. En este tiempo, habrás aprendido mucho sobre cómo cuidarlo y mimarlo para que crezca sano y feliz. Pero, ahora, debes informarte sobre cómo es su desarrollo durante sus dos primeros meses.

Cómo debe ser su higiene, cuántas horas duerme, qué pautas sigue para comer, de que forma desarrolla sus sentidos y cómo ve el mundo que lo rodea. En esta sección, te aconsejamos sobre todos los aspectos relacionados con el cuidado de tu hijo, pero también queremos resolver los problemas con los que te puedes enfrentar.

Uno de los más habituales durante estos meses son los cólicos del lactante y el reflujo gastroesofágico, por ejemplo. Te explicamos cómo actuar en cada caso y te damos algunos eficaces remedios.

Cómo es la visión del bebé

La visión es fundamental para el desarrollo del bebé y, por ello, es importante conocer los indicadores de un buen desarrollo visual durante su primer año de vida y las pautas para estimularlo en cada una de sus diferentes etapas.

Pero ¿qué ve el recién nacido al nacer? El bebé nace con una baja visión por la poca cantidad de detalles que es capaz de percibir. Solo ve cosas que contrasten y a una distancia de unos 20 a 40 centímetros.

Después, y durante su primer año, suceden una serie de etapas del desarrollo visual cada una de las cuales tiene sus hitos, que serán los escalones para conseguir la siguiente etapa.

De la mano de Lucia To, Óptico-Optometrista y docente, te explicamos en qué consisten cada una de estas etapas. La primera etapa va desde el nacimiento hasta las ocho semanas. La segunda, desde los dos a los cuatro meses. La tercera, entre los cuatro meses y medio y los ocho meses. Y la cuarta, a partir de los nueve meses. ¡Una información fundamental que te permitirá conocer la visión de tu bebé!

(Te interesa: Cómo es la visión de tu bebé)

Qué son los cólicos del lactante

Los cólicos del lactante son un trastorno muy común durante los primeros tres meses del bebé y es “el dolor de pancita por excelencia” de los lactantes. Resulta muy incómodo para los bebés, pero también muy desesperante para los padres, que muchas veces no saben cómo calmar el llanto desesperado de su bebé.

El bebé se muestra agitado, llora y grita desesperado. Para defenderse del dolor de pancita, flexiona las piernas contra el abdomen y no se consigue consolar de ningún modo. Estos síntomas suelen empeorar al anochecer.

Sin embargo, no todos los dolores de estómago son cólicos del lactante. En este artículo, El Dr. Sergio Negre, Pediatra especializado en Gastroenterología Infantil de la Unidad de Pediatría del Hospital Quirónsalud Valencia, nos explica qué se entiende exactamente por cólicos del lactante.

También nos proporciona las claves para reconocer el cólico del lactante, los síntomas característicos de este trastorno y los tratamientos que existen para aliviar al bebé. Asimismo, nos enumera las situaciones en la que deberíamos acudir al pediatra y nos ayuda a diferenciar entre un dolor de estómago y un cólico del lactante. ¡Toma nota de todo ello!