Embarazo adolescente: un asunto de educación sexual

13 Dec 2023
Embarazo adolescente

Cada año, aproximadamente 16 millones de mujeres de entre 15 y 19 años dan a luz y 2 millones de niñas menores de 15 años quedan embarazadas en todo el mundo.

Los embarazos no planificados siguen siendo un importante problema de salud pública. A nivel mundial cada año aproximadamente 16 millones de mujeres entre 15 y 19 años dan a luz1 y 2 millones de niñas menores de 15 años quedan embarazadas2.

México ocupa el primer lugar en embarazos en población adolescente de entre todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con 340 mil nacimientos anuales en menores de 19 años 3,4, lo que significa más de 1,000 nacimientos diarios; este incremento por la pandemia de COVID-19 agrava aún más la situación en nuestro país, afirma el Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia (COMEGO).

La pandemia de COVID-19 es considerada la crisis de salud pública de propagación más rápida en un siglo a nivel mundial, desencadenado una presión nunca vista en los sistemas sanitarios, muchos de los cuales se vieron forzados a desviar los recursos antes dedicados a los servicios de salud reproductiva.

El organismo de las Naciones Unidas encargado de la salud sexual y reproductiva (UNFPA), publicó nuevos datos que indican que, debido a las interrupciones causadas por COVID-19 en el último año, casi 12 millones de mujeres de 115 países perdieron el acceso a los servicios de planificación familiar, lo que originó 1.4 millones de embarazos no planeados 5.

ARAP: alternativa para que los adolescentes planifiquen su vida reproductiva

En México, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) considera el acceso a los métodos Anticonceptivos Reversibles de Acción Prolongada (ARAP) como el Dispositivo Intrauterino (DIU) y el implante anticonceptivo, una importante alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva, destacando que estos métodos se encuentran entre las opciones de primera línea para quienes que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual y que aún no han tenido hijos6.

El inicio de la vida sexual a edades más tempranas, la falta del uso regular de métodos anticonceptivos y las limitaciones a su acceso, colocan a estos métodos anticonceptivos de acción prolongada como la estrategia para controlar y revertir el embarazo no planificado en adolescentes, ya que además de ofrecer los índices más altos de protección, su eficacia no se ve afectada por errores en su uso, olvidos o abandono, en relación con otros métodos de uso regular para el control de la fertilidad.

Educación sexual

“El embarazo adolescente a menudo no es el resultado de una elección deliberada, sino más bien la ausencia de opciones, es una consecuencia del escaso o nulo acceso a la escuela, la información y la atención médica7, afirma Aline García Cortés, catedrática de la Facultad de Medicina en la UNAM.

embarazo adolescente educacion

Las personas más cercanas a los jóvenes son los padres “y nosotros como especialistas tendríamos que darles buena educación para que sepan transmitir información útil y que no sea falsa a sus hijos”, dice la experta.

Es importante mejorar la educación y eso conlleva información correcta y fácil de entender, campañas de planificación familiar, impulsar el autocuidado y la salud sexual, y motivar los proyectos de vida de los jóvenes. Hay que ofrecer información de calidad, útil y veraz que contrarreste el contenido que difunden influencers y otros usuarios de redes sociales sobre temas sexuales hoy en día.

“La salud sexual se tiene que adecuar a los términos que cada población entienda; desde las etapas preescolar y escolar hay que llamar a las partes del cuerpo por su nombre e implementar métodos anticonceptivos una vez que la edad avance”, asegura García Cortés.

Referencias

1. United Nations Statistics Division, (2015). Demographic Yearbook 2013. New York, NY: United Nations, URL: http://unstats.un.org/unsd/demographic/products/dyb/dyb2013/Table10.pdf [07/08/2015]. WHO, (2015). Maternal, newborn, child and adolescent health, URL: http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/maternal/adolescent_pregnancy/en/ [07/08/2015].

2. UNFPA, (2015). Girlhood, not Motherhood. Preventing Adolescent Pregnancy. URL: https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/Girlhood_not_motherhood_final_web.pdf [08/02/2019]

3. Instituto Nacional de las Mujeres; Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, Gobierno de México, enero 2019; https://www.gob.mx/inmujeres/acciones-y-programas/estrategia-nacional-para-la-prevencion-del-embarazo-en-adolescentes-33454

4. Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE); La pieza faltante: Justicia Reproductiva 2018; https://justiciareproductiva.gire.org.mx/#/

5. https://lac.unfpa.org/

6. ENAPEA, p. 17. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/232826/ENAPEA_0215.pdf (Consultado el 9/abril/2018)

7. https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2021_729.html 

Gisela Gómez Gisela Gómez
Periodista especializada en embarazo, bebés, niños pequeños, maternidad, familia y estilo de vida.