¿Cuándo el bebé aprende a darse la vuelta?

30 Apr 2024
cuando bebe darse vuelta

El hecho de que el bebé se dé la vuelta y aprenda a girarse es un momento muy importante, porque precede a la capacidad de sentarse. ¿Cómo ayudar y estimular al pequeño?

La primera etapa hacia la independencia del movimiento es aprender a girarse o a rodar. Es un momento muy importante, porque es anterior a la capacidad de permanecer sentados. El niño aprenderá, primero, a moverse y a girarse en la cunita o sobre una superficie blanda.

¿Cuándo el niño empieza a rodar y darse la vuelta?

Una vez que ya ha aprendido a controlar la cabeza, probablemente, el bebé ya tenga los trapecios y los brazos lo suficientemente fuertes como para aprender rápidamente también otros movimientos.

El primero de ellos será girarse o darse la vuelta. Cuando está en posición supina, boca abajo, al colocar su pie sobre una superficie de apoyo, podrá controlar su cabeza, extender el tronco y realizar una rotación que lo lleve a una posición boca abajo.

Esta conquista se llevará a cabo entre los cuatro y los siete meses del pequeño. Luego, como es de esperarse, cada niño tiene su propio ritmo y sus tiempos. Si quieres ayudarlo, puedes estimularlo a través del juego. Simplemente, colócalo en la cunita o en su manta de gimnasio, acércale un juguete e invítalo a agarrarlo. De esta forma, sin que él se dé cuenta, intentará desplazarse.

Pero, atención, en lo que se refiere al riesgo de SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante). Todos los expertos coinciden en afirmar que la posición que el niño adopta al dormir representa el factor de mayor riesgo sobre el que es posible intervenir. La posición supina (boca arriba) es la única segura para el sueño del bebé en los primeros meses de vida.

¿Qué etapas debe cumplir para aprender a darse la vuelta?

Como hemos dicho anteriormente, en torno a los tres o cuatro meses, el pequeño empezará a levantar la cabeza y los hombros, apoyándose en su abdomen. Es un movimiento importante y extremadamente cansado, porque con él refuerza los músculos de la espalda (sobre todo, los trapecios), fundamentales para poder darse la vuelta y girarse.

Hacia el sexto mes, estando boca abajo, debería conseguir empujarse para ponerse de espaldas y viceversa. Las primeras veces, será difícil. Pero, una vez que domine este movimiento, no podrá parar de hacerlo. En esta etapa, nunca lo dejes solo en la cama o en el cambiador. Que se pueda caer es cuestión de segundos y no siempre se puede garantizar que el aterrizaje sea suave.

¿Por qué es importante que el bebé aprenda a darse la vuelta?

Girarse y rodar son dos movimientos importantes, porque son el primer paso hacia la autonomía del movimiento y también porque son fundamentales para que el niño aprenda a sentarse. La sedestación o el hecho de poder permanecer sentado es, además, la etapa que precede al hecho de que el pequeño pueda comer solito. ¿Por qué? Simplemente porque los músculos implicados son los mismos que utilizará para sentarse, pero también para ponerse a cuatro patas y luego gatear.

SI QUIERES SABER, CUÁNDO Y CÓMO EL BEBÉ EMPIEZA A GATEAR, ENTRA AQUÍ.

¿Hay que preocuparse si el niño no se da la vuelta?

Los padres siempre suelen angustiarse cuando creen que su hijo se está quedando atrás en su desarrollo. Sin embargo, crecer no es una carrera y cada niño, afortunadamente, tiene momentos diferentes para alcanzar cada hito del desarrollo.

Lo que importa es obtener el resultado y uno o dos meses no hacen la diferencia. Contacta con el pediatra de tu hijo si, pasado el sexto mes, el bebé todavía no controla la cabeza, no se da la vuelta y no parece mostrar ningún interés en moverse. La mayoría de las veces son solo inquietudes de los padres, pero una consulta o una revisión temprana no cuesta ningún esfuerzo.

DIRECTORA EDITORIAL MI BEBÉ Y YO. Experta en temas de embarazo, maternidad y paternidad, bebés y niños, y coordinadora de nuestra Agenda de Crecimiento.