Cambiadores para el bebé: consejos para elegirlo

8 Aug 2022
Cambiadores para el bebé: 20 modelos para elegir

Los cambiadores permiten poder cambiar el pañal y vestir al pequeño de una manera más confortable para todos. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de utilizar un cambiador? ¿Qué tipos de cambiadores podemos encontrar en el mercado? ¡Te lo contamos!

Cambiar al bebé forma parte de la rutina diaria para su higiene y cuidado. Pero también supone una oportunidad maravillosa para poder conectar con él y establecer un vínculo afectivo fuerte, a través de caricias, juegos, suaves masajes y muchos besos.

Los cambiadores para bebés, en sus diferentes tipologías, permiten realizar el cambio de pañal o de ropita de una manera más confortable para el bebé y la mamá o el papá. Sin embargo, es importante conocer unas normas básicas para que esta práctica diaria se realice de la forma más segura, evitando posibles accidentes domésticos que puedan poner en riesgo la integridad física del pequeño.

Conozcamos qué modelos de cambiadores podemos encontrar en el mercado y cómo deben utilizarse para garantizar la seguridad del bebé en todo momento. 

¿Qué modelos de cambiadores para el bebé existen?

  • Colchón-cambiador. Es el modelo básico. El cambiador está formado por un pequeño colchón, que suele estar fabricado en espuma de poliuretano forrada de plástico, materiales lavables, blandos y resistentes. Algunos disponen de cinturón de seguridad. Se puede disponer sobre cualquier superficie plana lo bastante grande y estable.
  • Cambiador plegable. Muy apropiado para viajes y desplazamientos. Resulta muy útil y práctico, sobre todo si está provisto de algún bolsillo auxiliar para poder guardar los pañales o las toallitas.
  • Cambiador auxiliar. Este modelo de cambiador se ha diseñado para resolver los problemas de espacio en casa y en los viajes. Es un cambiador de mesa que se puede acoplar sobre una cómoda o una cuna, por ejemplo, para poder cambiar cómodamente al bebé. Algunos modelos disponen de un compartimento portaobjetos para colocar lo imprescindible para la higiene del pequeño.
  • Bolsa-cambiador. Se trata de una especie de bolso con compartimentos para los pañales y el biberón, y dispone de un colchón cambiador plegable. También está disponible en mochila.
  • Bañera cambiador. Es un producto 2 en 1, que incluye una tina para bañar al bebé y una superficie acolchada abatible para poder vestir al bebé después del baño o cambiarle cada vez que lo necesite. Generalmente, se acopla a una estructura metálica plegable, que permite poder guardar la bañera cambiador de forma compacta cuando no se utiliza.
  • Mueble cambiador. Es un mueble tipo cómoda que permite colocar encima un cambiador auxiliar para poder cambiar al bebé. Incorpora varios cajones e incluso puertas para poder guardar todo lo necesario para el cambio del bebé: pañales, toallitas, objetos de aseo, ropa, etc.

cambiar bebe cambiador

Normas de seguridad para el uso de cambiadores

La norma europea que regula los requisitos de seguridad de los cambiadores es la UNE-EN 12221-1:2009+A1:2013 Artículos de puericultura. Cambiadores para uso doméstico. Parte 1: Requisitos de seguridad.

  • Según esta normativa, el colchón cambiador debe disponer de bordes elevados para envolver de forma segura al bebé y evitar que ruede y pueda caerse. Asimismo, su base debe ser antideslizante para que se mantenga siempre fija y no se desplace con los movimientos del bebé. Algunos cambiadores disponen de cinturón para sujetar al bebé de una forma más segura.
  • La base para colocar el colchón cambiador debe ser amplia, para una mayor estabilidad y seguridad. 
  • Los cambiadores pueden llevar ruedas, pero al menos dos de ellas deben tener freno, para poder bloquear el mueble y dejarlo fijo en el sitio.
  • Si, en cambio, disponen de patas, los cambiadores deben contar con un dispositivo antivuelco que impida que el mueble pueda volcar hacia delante si el pequeño se cuelga de él o intenta subir apoyándose en los cajones. 
  • Asimismo, el cambiador debe tener dispositivos de seguridad que impidan que el bebé se pueda machucar los dedos al cerrar la tapa del cambiador (en el caso de las bañeras cambiador, por ejemplo), o que quede atrapado en algún hueco del mismo.

Asimismo, es importante que tengas en cuenta estos consejos para cambiar a tu bebé de una forma segura:

  • Prepara con antelación todo lo necesario para cambiar a tu bebé: pañales, toallitas, crema de pañal, ropita, etc. De esta forma, tendrás todo al alcance de tu mano y no necesitarás desplazarte para tomar lo que necesitas dejando a tu bebé desatendido. Recuerda: nunca debes dejar solo a tu bebé mientras está en el cambiador.
  • Procura mantener a tu bebé siempre a tu alcance y no lo sueltes nunca: a la hora de cambiarle, deja al menos una mano encima de su pancita, mientras que, con la otra, tomas las cosas que necesitas.
  • No atiendas al teléfono mientras estás cambiando al bebé: mejor tener el celular en silencio mientras lo cambias, para evitar posibles tentaciones. Si llaman a la puerta, llévate contigo al bebé, o espera a que termines de cambiarlo para atender a la persona que llama.

Entre las lesiones más habituales durante el primer año de vida, se encuentran las producidas por la caída del bebé desde su cambiador. De hecho, según la European Injury Database, cada año, unos 5,000 bebés sufren lesiones relacionadas con los cambiadores. Por lo tanto, ¡pon máxima atención cuando cambias al bebé en el cambiador!