De la lactancia a la alimentación complementaria

22 Jun 2020
El paso de la lactancia a la alimentación complementaria

La introducción de la alimentación complementaria es el período en el cual el lactante abandona la alimentación exclusiva de leche al pecho o con biberón, para introducir nuevos alimentos en su dieta. Te explicamos cómo debe ser esa transición, para instaurar una buena base que permita a tu hijo alimentarse correctamente de ahora en adelante.

El inicio de la alimentación complementaria, es decir, la introducción de alimentos distintos a la leche en la dieta del bebé, debe comenzar a los seis meses de vida, y realizarse paulatinamente hasta los 18-24 meses, manteniendo la lactancia materna a demanda, siempre que sea posible.

Consejos para introducir nuevos alimentos en su dieta

Las pautas y los tiempos de la alimentación complementaria del bebé a partir de los seis meses pueden variar ligeramente según la opinión del pediatra del niño. En cualquier caso, siempre debes apegarte a las indicaciones del pediatra, que es el profesional que sigue el desarrollo y cuida de la salud del pequeño. 

Dedica un tiempo a leer y aprender

Ahora, inicias una etapa con tu hijo que durará hasta que se independice. En ella, tienes la oportunidad y la responsabilidad de transmitirle los valores de una alimentación saludable. Lo que aprenda contigo será lo que incorpore a sus hábitos para el resto de su vida. ¡Empieza con el pie derecho!

Observa a tu bebé. Ten en cuenta que está experimentando multitud de cambios y descubriendo nuevos sabores, texturas y sensaciones. Él o ella te dirán de algún modo u otro cómo está aceptando cada nuevo proceso. Recuerda que es un camino que harán juntos y la conexión entre ambos será el motor que los empuje a una alimentación equilibrada.