Mi bebé y yo

Fecundación in vitro: las preguntas más frecuentes

19 Nov 2015

¿En qué casos de infertilidad se recomienda la fecundacion in vitro? ¿Qué porcentaje de éxito hay? ¿Cuál es su precio? Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre la fecundación in vitro (FIV). 

Si estás intentando quedar embarazada y no lo consigues, es aconsejable que acudas al médico con tu pareja para analizar el caso y estudiar qué opciones hay para lograr el embarazo.

Sin embargo, antes de acudir al médico, debes tener presente que, si tienes menos de 35 años y no logras quedar embarazada después de un año de mantener relaciones sin protección y no hay alguna enfermedad actual o previa, se considera extraño. En cambio, a partir de esa edad, debes consultar, si no lo has conseguido a los seis meses.

Ante la duda, si deseas tener un hijo y tienes dificultades, lo mejor es acudir al médico para que te indique si es necesario que te sometas a un tratamiento de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la Fecundación In Vitro (FIV).

Veamos, a continuación, las preguntas más frecuentes sobre Fecundación In Vitro

1. ¿Para qué casos de infertilidad está indicada la Fecundación In Vitro?

La Fecundación In Vitro está indicada para las parejas que tienen problemas de fertilidad, que pueden ser tanto masculinos como femeninos:

  • Un número de espermatozoides móviles que con poca probabilidad llegarán a las trompas de Falopio.
  • Antecedentes de enfermedades genéticas.
  • Fracasos repetidos en caso de haber probado la inseminación artificial, etc.

Debes tener presente que, a diferencia de un embarazo espontáneo, en la Fecundación In Vitro, se estimula la ovulación de la mujer para obtener un número suficiente de óvulos, que se extraerán y que se fecundarán en el laboratorio con el semen. 

2. ¿Qué pruebas se realizan antes de la FIV?

Antes de someterse a una FIV, la pareja se somete a unas pruebas médicas. Estas pruebas consisten en un estudio de los espermatozoides para evaluar su calidad y en un examen ginecológico de la mujer, que comprende un estudio de su capacidad de respuesta ovárica.

Además, se cuenta con el historial médico completo de ambos miembros de la pareja. En ocasiones, hay que hacer estudios más profundos, dependiendo del historial médico.

3. ¿Cómo se lleva a cabo la FIV?

La Fecundación In Vitro ocurre igual que la fecundación natural, pero en una placa de cultivo. Los espermatozoides y los óvulos se unen en un medio de cultivo, igual que lo harían en las trompas. En ocasiones, cuando la calidad seminal es muy baja, es preciso hacer una microinyección del espermatozoide dentro del óvulo.

Se inicia una estimulación del ovario para que maduren un número suficiente de ellos. Este proceso suele durar aproximadamente dos semanas. Es entonces cuando el médico extrae de la mujer los óvulos y se depositan en un medio de cultivo.

Finalmente, se preparan los espermatozoides y se colocan en una gota del medio de cultivo. Los embriones se van desarrollando durante unos cinco días, aproximadamente, y en ese momento se transfiere el mejor de ellos dentro del útero, para que ahí continúe el desarrollo.

4. ¿El tratamiento es doloroso para la mujer?

Durante la estimulación ovárica se pueden percibir ciertas molestias que son similares a las que se tiene durante la ovulación. En la gran mayoría de las ocasiones no se notan molestias. En ocasiones, sí aparecen, pero pueden ser controladas con analgésicos comunes.

Para la extracción de los óvulos se utiliza en la gran mayoría de los casos, una sedación de tal forma que la mujer no notará nada. Sin embargo, es cierto que un tercio de las mujeres dicen sentirse hinchadas durante la fase de la estimulación hormonal.

La administración de la medicación la realiza la propia paciente.

5. ¿Cuántos embriones se implantan en el útero?

Aunque la ley permite implantar hasta tres embriones, en la actualidad, y con el desarrollo de la tecnología para saber si el embrión funcionará, se transfiere un embrión en la mayoría de las ocasiones.

Existe una técnica, conocida como SET (por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo asemejar lo máximo posible las técnicas de reproducción asistida a los embarazos naturales y así minimizar los riesgos, tanto para la madre como para el bebé.

Hay que tener en cuenta que, si ha habido múltiples fracasos o si la calidad de los embriones no es muy buena, se puede valorar y transferir dos embriones.

6. ¿Qué porcentaje de éxito hay?

El porcentaje de éxito depende de la edad y del número de óvulos que se puedan extraer en un ciclo. Se debe tener en cuenta que, cuando se practica sexo sin protección, la posibilidad de un embarazo es de un 15 a un 20 por ciento en cada ciclo. La inseminación artificial eleva la probabilidad de embarazo máxima de un 25 por ciento, siempre que se reúnan las condiciones necesarias.

En la Fecundación In Vitro los porcentajes son comparativamente mayores. Así pues, el porcentaje de éxito en una mujer de 30 años es aproximadamente del 80% en cada ciclo, mientras que en una mujer de 45 años es de un 5%.

Como los ciclos se pueden repetir, los porcentajes pueden ser acumulativos.

7. ¿Existe un mayor riesgo de malformaciones?

Existe un método de Fecundación In Vitro que se denomina ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides). Este procedimiento consiste en escoger un espermatozoide e inyectarlo directamente en el interior del óvulo. Algunos estudios asocian una incidencia ligeramente más elevada de malformaciones con esta técnica, pero los estudios más actuales no parecen confirmarlo.

8. ¿Cuánto cuesta la FIV?

Si la Fecundación In Vitro es estándar, cuesta entre 60 mil y 120 mil pesos. Si, además, se realiza un diagnóstico preimplantacional, el precio se eleva todavía más. En este último caso, el precio variará en función de los análisis genéticos que se lleven a cabo.

9. ¿Cuándo hay que abandonar?

Normalmente, se limitan los intentos de lograr el embarazo a través de la Fecundación In Vitro en cuatro ciclos. Sin embargo, los fracasos no se analizan de la misma manera en una pareja joven con embriones de buena calidad que en otra más mayor y con poca reserva ovárica.

Lo que sí es cierto es que, tras un primer ciclo de tratamiento, en el caso de no haberlo conseguido, tu médico te informará de qué posibilidad tendrías en un tratamiento posterior.

A menos que se recurra a la donación de ovocitos, a partir de cierta edad, las tasas de éxito son más bajas. La ley no establece un límite de edad, pero los centros privados en México no practican tratamientos a mujeres de más de 50 años. 

jose serna iviDr. José Serna, director de IVI Zaragoza.


 

..........

¿Te estás sometiendo a una fecundación in vitro o lo hiciste para lograr el embarazo? ¡Queremos conocer tu experiencia! Compártela abajo en comentarios con otras mamás y papás.