Gripe en niños: tratamientos eficaces

Gripe en ninos

La gripe está provocada por un virus de origen diferente cada año y se transmite con extrema facilidad por el aire: con la tos, los estornudos o el contacto con objetos contaminados. Conoce los tratamientos más eficaces para combatir la gripe en niños.

La gripe en niños es una infección vírica del aparato respiratorio que afecta a personas de todas las edades, desde lactantes hasta ancianos.

Qué es la gripe

El virus responsable, el influenza, fue descrito por primera vez por el virólogo estadounidense richar Schope en 1931, que identificó el microorganismo en cerdos.

Se trata de un virus RNA perteneciente a la familia Orthomyxoviridae. El control sanitario de la gripe es muy importante, debido a las elevadas tasas de infección, la carga económica que conlleva y mortalidad que provoca.

Contagio de la gripe en niños

La gravedad de los síntomas de la gripe es muy variable, y va desde episodios leves esperádicos a auténticas pandemias de mayor o menor gravedad. Estas características dependen del tipo del virus influenza que las ocasiona. Se describen tres tipos: A, B y C.

  • El virus A da lugar a formas epidémicas y, en ocasiones, pandémicas.
  • El virus B es responsable de presentaciones esporádicas y pequeñas epidemias.
  • El virus C, de menor importancia epidemiológica, suele provocar infecciones inaparentes.

La infección se inicia por la fijación del virus a receptores de las células de las mucosas respiratorias. Desde aquí, es exhalado al exterior de forma infectiva por los aerosoles formados a partir de gotitas emitidas al hablar, estornudar o toser.

El virus, desde la mucosa respiratoria, se difunde por contigüidad, ocasionando la inflamación de las mucosas del tracto respiratorio superior (garganta, nariz, oídos). También puede afectar al tracto respiratorio inferior (bronquios, bronquiolos y alvéolos) y provocar complicaciones pulmonares (neumonía gripal), aparte de una importante afectación sistémica, origen de síntomas generales, digestivos, musculares, etc.

La gripe se transmite de persona a persona a través del aire por medio de los aerosoles, especialmente en locales cerrados. Se caracteriza por su alta contagiosidad y por la aparición en forma de epidemias anuales y, ocasionalmente, pandemias.

El período de incubación, es decir, el tiempo que transcurre desde el contagio de la enfermedad hasta el inicio del cuadro clínico, va de uno a cuatro días, seguidos de una rápida aparición de los síntomas.

La capacidad de contagio se extiende desde un día antes de la aparición de los síntomas hasta cinco o seis días después de su manifestación. Los niños inmunodeprimidos diseminan el virus gripal durante un tiempo más largo. Así estos niños pueden contagiar desde más de seis días antes del inicio de la sintomatología, lo que incrementa fuertemente la transmisibilidad de la misma.

La capacidad de difusión de los virus gripales es extraordinaria. Las epidemias suelen alcanzar su máxima difusión a los 15 días de aparecer los primeros casos y pueden llegar a afectar al 40% de la población infantil. Los niños en edad escolar son los primeros en enfermar.

La gripe suele observarse en los meses fríos, de octubre a marzo, por lo que también se denomina gripe estacional.

¿Qué síntomas tiene la gripe en niños?

Desde el punto de vista epidemiológico, la gripe es una enfermedad de gran interés en pediatría, sobre todo, en lactantes, los cuales, en las epidemias de gripe, generan un gran número de hospitalizaciones.

La gravedad de los síntomas clínicos, es, por lo general, mayor que la observada en ancianos. La fiebre suele ser más alta y otros síntomas, como los gastrointestinales, la otitis media y la miositis (inflamación muscular), son más frecuentes.

En la infancia, la gripe puede cursar de forma subclínica (prácticamente asintomática) y, en ocasiones, puede hacerlo con extrema gravedad, así como complicarse con sobreinfecciones bacterianas graves. Al inicio del proceso, las manifestaciones sistémicas predominan sobre las respiratorias, que se instauran de forma progresiva.

La variabilidad de síntomas en la gripe es muy amplia, aunque los básicos en pediatría son:

  • Fiebre elevada.
  • Tos.
  • Oclusión nasal.
  • Odinofagia (dolor al deglutir).
  • Dificultad respiratoria.
  • Rechazo del alimento.
  • Vómitos y diarrea.

En ocasiones, también se puede presentar:

  • Decaimiento general.
  • Somnolencia.
  • Cefaleas.
  • Mialgias (dolores musculares).
  • En recién nacidos y lactantes, la gripe puede presentarse como un síndrome febril sin foco, es decir, fiebre sin encontrar su origen en la exploración, con síntomas poco específicos y rechazo del alimento.

Complicaciones de la gripe en niños

Las complicaciones de la gripe pueden presentarse en cualquier edad, aunque son más frecuentes en niños con patologías crónicas subyacentes o con inmunosupresión. En la infancia, las complicaciones más frecuentes son:

  • Otitis media.
  • Traqueobronquitis.
  • Laringotraqueitis.
  • Bronquiolitis.
  • En ocasiones, la infección respiratoria se extiende, ocasionando una neumonía, manifestada con dificultad respiratoria (disnea), coloración azulada de labios y extremidades (cianosis), y disminución de la oxigenación de los tejidos (hipoxemia).
  • En otros casos, las complicaciones vienen dadas por una sobreinfección bacteriana, sobre todo, por neumococo, provocando una neumonía secundaria bacteriana sobre la lesión pulmonar producida por el virus gripal.
  • Entre las complicaciones no respiratorias, se incluyen manifestaciones cardiovasculares, musculares, renales, endocrinas (hormonales), gastrointestinales, hemáticas y a nivel del sistema nervioso central, en forma de cuadros convulsivos, encefalitis y síndrome de Guillain-Barré, un trastorno poco frecuente, en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca los nervios, siendo la debilidad y el hormigueo en las extremidades los primeros síntomas en manifestarse.

gripe infografia

¿Cuáles son las etapas de la gripe?

La duración del proceso gripal es variable; lo habitual es que la fiebre y otros síntomas gripales remitan al cabo de una semana, aproximadamente, aunque algunos niños pueden seguir teniendo tos o manifestando astenia (cansancio, debilidad) durante más tiempo.

¿Cómo curar la gripe en niños?

El tratamiento de la gripe va a depender de la gravedad del cuadro.

En principio, será sintomático: correcta hidratación, antitérmicos y analgésicos, que alivian los síntomas, pero no curan la enfermedad, pasando a la administración de medicamentos antivirales si el pediatra lo considera oportuno.

¿Cómo prevenir la gripe en niños?

En el momento actual, la vacunación es el sistema de prevención más eficaz, tanto contra la gripe como contra el COVID-19.

Desafortunadamente, el virus influenza se multiplica y muta constantemente para engañar al sistema inmunológico. Cada año, pueden surgir nuevas cepas, o cambiar debido a diversas mutaciones y otras características. Con las diferentes cepas, los sueros anteriores son ineficaces o posiblemente inservibles.

Una vacuna vieja ya no puede atacar las mutaciones peores y más comunes de la gripe. Durante años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recoge datos en todo el mundo, examina las características genéticas de los virus, los datos de las redes virológicas globales y la resistencia antiviral. Todo ello conduce a una vacuna efectiva para la cepa vigente, que debe administrarse de forma anual.

Por tanto, las medidas de prevención comunes en estos tipos de infección respiratoria, bien conocidas por todos, son:

  • La vacuna, como ya hemos dicho.
  • Higiene y desinfección de manos, superficies y objetos.
  • Distancia interpersonal de 1.5 metros, evitando el contacto directo y la proximidad.
  • Uso de cubrebocas, que tanto nos llamaba la atención cuando era utilizado por personas, sobre todo orientales, antes de la pandemia de COVID-19, y que ahora forma parte de nuestra “indumentaria”.

Cómo diferenciar una gripe de COVID-19

La sintomatología de la gripe se asemeja a la de otros procesos virales, de los cuales alguno entraña una gravedad intrínseca, por lo que es deseable establecer un diagnóstico diferencial, de cara al establecimiento del tratamiento oportuno. Me refiero a la infección por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y a la provocada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19).

  • En el caso del VRS, con cierta frecuencia, se produce una coinfección, es decir, ambos virus, el influenza y el VRS, coinciden, infectando al mismo tiempo al pequeño paciente.
  • Con respecto al COVID-19, pensando, sobre todo, en la variante Delta, sus síntomas son más parecidos, en muchos casos, similares, a una gripe estacional: estornudos, dolor de cabeza y tos son las manifestaciones más comunes de esta nueva variante del coronavirus, mientras que otros síntomas considerados casi característicos de la COVID-19, como la pérdida de gusto y de olfato, resultan casi inexistentes.

La mayor transmisibilidad de la variante Delta del COVID-19 y la ausencia de vacunas disponibles para los menores de 12 años son dos factores de riesgo en esta segunda vuelta al cole en pandemia. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) piden mantener las medidas de higiene, no llevar a los niños con síntomas a la escuela y evitar la “falsa sensación de seguridad” de las vacunas.

Dr. Luis González Trapote - Grupo para la Investigación y Docencia en Pediatría Extrahospitalaria (GRINDOPE).

DIRECTORA EDITORIAL MI BEBÉ Y YO. Experta en temas de embarazo, maternidad y paternidad, bebés y niños, y coordinadora de nuestra Agenda de Crecimiento.
Enfermedades
BUSCAR ENFERMEDAD
Buscar por inicial
a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v
Y tú ¿Qué opinas?
Escoge un avatar
Enviar Comentario

Comentarios (12)

avatar
UlaniBasan03
Excelente información, afortunadamente nada más mi hija se ha enfermando de gripa en 4 ocasiones. Y con ésto ya sé cómo actuar de manera adecuada.
avatar
santyfer
Y en este tiempo mas por el clima igual con estas recomendaciones ayudan bastante
avatar
Mariana Ugalde
Muy bien a información ya que tengo una nena de 4 a los y una bebé de 1 mes
avatar
Jazminsag
Excelente información para poder entender mejor los síntomas
avatar
Kary_Lugo
Gracias por la información
VER MÁS COMENTARIOS